¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

La difícil misión de conectarse a Internet en Cuba

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
por / Lunes, 20 febrero 2017 / Publicado enOtros artículos

valoraciones negativas internet

Si estás pensando en viajar a Cuba deberás ir olvidándote de poner a punto tu Instagram o, al menos, saber que va a costarte un poco más conseguirlo. Sí, conectarse a Internet en Cuba no es tarea fácil.

Cuba, Internet y una tarjeta de rasca

Un día de 2014, Barack Obama le dijo a Raúl Castro, hermanísimo de Fidel y actual presidente de Cuba, que “Internet era la clave para el progreso de un país”. Pero obviamente este ligero zasca no llegó así porque sí. Para explicarlo de forma más clara: Cuba es uno de los países con menor conectividad a Internet del mundo, especialmente cuando la fibra que abastece a la isla caribeña es un cable que llega, a través del mar, desde Venezuela.

Etecsa, la empresa encargada de las telecomunicaciones en Cuba cuenta con diferentes oficinas en las que se venden tarjetas de conexión a Internet a 1.50 CUC (1.41 euros), las cuales contienen un código para rascar e introducir en una casilla. Tampoco es para tanto, pensaréis, pero eso es porque aún no conocéis los muchos obstáculos que pueden interponerse entre tus ansias occidentales y la aparición del esperado logo de Google en tu navegador:

1) Saber donde hay un punto Etecsa.

2) Que haya o no tarjetas (si en una ciudad un día nadie puede conectare a Internet no pasa absolutamente nada)

3) Hacer cola entre mínimo media hora y máximo infinito para hacerte con una tarjeta (algunas mujeres hasta se llevan agujas y rodales de hilo para adelantar sus labores).

4) Buscar una conexión a Internet (en La Habana hay 35 puntos wifi)

5) Conectarte: Puede que la casilla para el código tarde en aparecer.

6) Refrescar la web Nauta: truco para ese momento en el que el navegador te dice session time out durante más de un día y tú te cargas la función táctil de tanto pulsar al botón de actualizar.

7) Que no carguen las redes (aguantar a que Instagram se abra por completo puede ser un verdadero infierno).

8) En caso de ser cubano, cuentas con censura y restricciones (pero ahí ya estaríamos entrando en otras aguas).

Por suerte, Etecsa se encuentra trabajando en un proyecto de expansión de wifi (el cual hasta ahora solo poseen de forma privada los hoteles de más de tres estrellas y los altos cargos de Cuba) en la zona de La Habana Vieja. A su vez, Google también se apresuró el pasado mes de diciembre a cerrar un contrato con Etecsa para la construcción de un servidor Google antes de la llegada de Donald Trump al poder.

Etiquetado bajo: , ,
SUBIR