¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Las 10 peores palabras que puedes incluir en tu currículum vitae

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
por / Jueves, 25 agosto 2016 / Publicado enOtros artículos

Durante los últimos años, las formas de conseguir trabajo, de emprender o de ganar contactos ha cambiado demasiado. De hecho, los títulos no se tienen tan en cuenta como antes y las empresas buscan más hechos que palabras. Uno de los mejores ejemplos reside en las 10 palabras que no debes incluir en tu currículum vitae y que LinkedIn confeccionó como una advertencia de esos nuevos cambios que os contamos a continuación.

Justifica la respuesta

Cuando íbamos a clase, la frase “justifica la respuesta” nos empujaba a demostrar si realmente sabíamos lo que nos estaban preguntando. Una prueba de fuego que sacaba a relucir los verdaderos conocimientos del estudiante y que todos temíamos si se trataba de la opción que no nos habíamos estudiado lo suficiente.

Al terminar nuestros estudios comenzamos a confeccionar nuestros currículum y perfiles laborales en redes sociales acompañando nuestra presentación de palabras como “creativo”, “innovador” o “responsable”, vocablos que las empresas ya no tienen tan en cuenta como antes a no ser que complementes todas esas virtudes con hechos que las confirmen.

Consciente de una realidad en la que lo “justificado”, visual e instantáneo tiene más peso que nunca, la web de LnkedIn emitió en su momento las 10 peores palabras que puedes incluir en tu currículum vitae tanto a la hora de dirigirte a una empresa como futuro empleado  como si has comenzado tu andadura independiente como freelance:

  1. Motivado
  2. Apasionado
  3. Creativo
  4. Dispuesto
  5. Amplia experiencia
  6. Responsable
  7. Estratégico
  8. Trayectoria
  9. Organizativo
  10. Experto

Estas 10 palabras han sido utilizadas por muchos de nosotros durante nuestra odisea en busca de trabajo, descubriendo que las respuestas eran mudas y que otros muchos habían hecho lo mismo en su intento por compensar cierta falta de experiencia con vocablos grandilocuentes.

La parte positiva de todo ello reside en una mayor utilidad para las empresas a la hora de contratar nuevos talentos y un abanico de posibilidades a exponer por nuestra parte en la que tienen cabida desde presentaciones hasta proyectos, pasando por los voluntariados, un ítem cada vez más prometedor en las cartas de motivación al ser el claro ejemplo de entrega, iniciativa y concienciación requerido por algunas compañías.

Si estás pensando en redactar ese currículum o tu próxima carta de presentación ten en cuenta las palabras adecuadas y procura ilustrar a esa empresa con algunos de tus trabajos.

Porque las palabras se las lleva el viento y justificar nuestros conocimientos sigue siendo algo necesario más allá de las aulas que abandonamos.

Etiquetado bajo: , ,
SUBIR