¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

5 motivos por los que no eres feliz en tu trabajo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
por / Lunes, 25 septiembre 2017 / Publicado enEmprendedores

oficina

A lo largo de nuestra vida lossueños cambian, pero es a medida que crecemos cuando estos adquieren una mayor solidez. Y mientras, tú sigues trabajando en esa oficina en la que te prometieron muchas cosas, donde nada llega y el tiempo parece pasar más lento. Estos 5 motivos por los que no eres feliz en tu trabajo te ayudarán a perseguir esos sueños… verdaderos.

No te gusta lo que haces

Durante las primeras semanas en este nuevo empleo todo parecía ser tal y como esperabas: habían promesas, era el trabajo para el que creías estar hecho y el tiempo pasaba mucho más rápido ante la absorción de nuevos conocimientos. Sin embargo, pasado los años, todo aquello que una vez imaginaste no ha llegado ni tu trabajo es realmente aquel que esperabas. Nada te motiva, todo supone una carga y justo antes de abrir la puerta has pensado muchas veces en dejarlo todo atrás. Pero aún te resistes.

Tienes un sueño

Aunque siempre tuviste muchos sueños, pensaste que tus aspiraciones terminarían en ese puesto de trabajo en el que te sintieras a gusto. El problema llega cuando te das cuenta de que  el tiempo te ha dado otras perspectivas y nuevos conocimientos que te gustaría aplicar por tu cuenta a la hora de conseguir lo mismo (o más) que esas otras muchas personas que has conocido. Porque sí, tú también tenías un sueño.

Un mal equipo

Muchas veces te preguntas cómo sería trabajar solo o, en el caso de muchos, añorar tiempos de mayor autonomía se convierte en el nuevo sueño del día a día. Porque peor que una mala tarea, es un mal equipo, y el tuyo, podría decirse que no es de los mejores.

Nada llega

Vale, tenías el trabajo de tus sueños, o así lo creías. Rendiste, fuiste constante y, por un momento, creíste que podrías soñar las mieles que te prometieron. Pero no, el tiempo ha pasado y tú sigues con las mismas condiciones y tareas mientras que las esperanzas se fueron al mismo cubo de basura que todos esos papeles arrugados.

Tu vida personal…

Por si tu insatisfacción con el trabajo en sí no fuera suficiente, también tu vida personal comienza a resentirse. Los motivos no solo aluden a la falta de tiempo a causa de querer contentar a quienes te prometieron ciertas cosas, sino tu propio estado de ánimo, el cual se prolonga amenazando adoptar un carácter crónico. Ya has oído muchos consejos pero aún no has hecho click. Hasta ahora.

Etiquetado bajo: ,
SUBIR