¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

10 consejos para ser redactor freelance

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
por / Martes, 13 junio 2017 / Publicado enEmprendedores

mark-4

Llegados a este punto, puede que muchos de vosotros ya seáis escritores freelance y  tengáis vuestros propios mandamientos. Sin embargo, en el caso de que, por muchos motivos, hayas llegado hasta el punto de plantearte vivir de la escritura, seguir estos 10 mandamientos del escritor freelance aprendidos tras cuatro años en el nicho se convertirán en tus mejores aliados.

Evita el mailing masivo

Las formas más recurrentes de encontrar trabajo como redactor freelance son bien mediante una bolsa de trabajo como Nubelo o Infojobs Freelance, o enviando mails personales a empresas en cuyo perfil crees que puedes encajar. Esta última puede ser una buena opción siempre que evites el mailing masivo e impersonal, pues si buscas que una empresa te conteste lo mejor será ceñirte a sus necesidades, mostrar iniciativa y confeccionar un mail personalizado.

Algo extra

Cobrar altas tarifas por cada artículo no suele ser la norma general cuando comienzas en esto de la escritura freelance, o no al menos allá por 2013. De ahí que tantear el terreno con una primera empresa que nos contrate sea la única pero también mejor opción, ya que aprenderás a entrar en materia, ver cómo funciona y perfeccionar poco a poco un arte al que podrás darle aún más potencial cuando lo tengas dominado.

No copies

Muchas veces los redactores debemos escribir sobre temas o lugares que no conocemos, lo cual nos lleva a recurrir a fuentes como libros u otras páginas webs (mejor en inglés, por cierto). La tentación de copiar puede ser obvia en un primer momento e incluso involuntaria si se trata de una fuente en español (de ahí las webs en otro idioma), algo que no nos beneficiará en absoluto de cara a consolidar nuestra marca personal y causar buenas impresiones. El hecho de copiar no sólo será detectado por tus editores, sino que posiblemente demuestre que no tienes tantas inquietudes por seguir en esto.

Sé diferente

Si buscamos en Internet información sobre las mejores playas de España las opciones serán muchas, pero si lo hacemos sobre playas del mundo en las que puedes ver estrellas de mar la cosa cambia. Escribir sobre temas que aún no hayan sido demasiado explotados y resulten atractivos es sinónimo de una investigación más profesional y, como tal, de un potencial mucho mayor. Si en su lugar quieres seguir escribiendo sobre temas más recurrentes igualmente estará bien siempre que ofrezcas información útil al mismo tiempo que \”diseñas\” un artículo diferente a cualquier otro mediante un título eficaz, enfoque propio, fotos impactantes o tu personal capacidad para transportar al lector.

Házte un portafolio

Tener un blog es preferible, aunque por el momento es el único aspecto del que aún no puedo hablar dado que El Escritorio Viajero tiene tan sólo un mes de vida. Por mi parte, el portafolio siempre me ha ido bien a la hora de conseguir nuevos clientes, especialmente cuando elijes tus mejores artículos, buenas fotografías y pones toda la información esencial en bandeja de plata. Recordad que vivimos en el tiempo en que prima lo instantáneo y lo visual, y un portafolio suele ir bastante al grano. Webs como Behance o Pressfolios son algunas de las mejores opciones para crear el tuyo propio.

Cumple con tus responsabilidades

Imagina que trabajas en una empresa física y llegas tarde dos días seguidos. Algo así sucede también con una redacción freelance en la que entregar los encargos a tiempo, mostrarse atento a las nuevas peticiones de los clientes y realizar un trabajo óptimo son claves para cualquier profesional que desee aspirar a mantener un nombre en este nicho.

Valora tu trabajo

Muchos dicen que cualquiera puede escribir, algo totalmente cierto si bien no es la única base del redactor. Conocimientos SEO, habilidades para sintetizar información, nociones de márketing, buena ortografía  o especialmente ese toque creativo que cada uno tenemos a la hora de dar vida a un artículo son otros aspectos a valorar por nosotros mismos llegados a un cierto punto en el que confirmar las tarifas que creemos merecer es vital si queremos seguir avanzando.

Propónte objetivos

Si definitivamente quieras dedicarte a la redacción freelance lo mejor será fijarte objetivos, aspiraciones económicas y laborales en función de los clientes que ya cuentan contigo y fijar un precio de tarifa en caso de futuras peticiones.

Evoluciona

Hasta que lleguemos al punto exacto en el que queremos estar, la trayectoria de redactor freelance nos incita a evolucionar constantemente, ya sea trabajando para empresas más consolidadas hasta estrategias como tener tu propio blog profesional, dedicarte a escribir ebooks o aplicar nuevas estrategias de márketing que te permitan llegar a más clientes. A su vez, y lo más fascinante de ser redactor, reside en el hecho de comenzar en un punto sin llegar a pensar las cosas que podremos terminar haciendo. Y eso es genial.

Menos y mejor

Pienso que el objetivo final del escritor freelance debe ser simple: escribir sobre lo que más le guste mientras esté bien pagado (y por ende dedicarle más tiempo) al mismo tiempo te permita vivir de ello y dedicarle tiempo. Hasta que llega ese momento hay que trabajar mucho, ser insistentes y sobre todo valorar nuestro trabajo para lanzarnos a por lo que merecemos. O incluso puede que nunca dejemos de luchar por lo que creemos merecer.

A estos 10 consejos para ser redactor freelance se podrían sumar otos muchos en función de quien ha encontrado en su propia experiencia el mejor modo de seguir evolucionando y vivir de su afición, de algo que nos apasiona aunque el mundo de ahí fuera siga pensando en ocasiones que se trate de una simple afición.

 

SUBIR