¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

¿Por qué no debes utilizar tu perfil privado de Facebook como profesional?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
por / Lunes, 03 abril 2017 / Publicado enEmprendedores

Hace unos días hablábamos acerca de la importancia que supone mantener vida privada separada de la profesional en un mundo de las redes sociales en la que todo puede quedar a la vista de clientes, seguidores y colaboradores. Y más concretamente, hoy me gustaría explayarme acerca del error de utilizar tu perfil privado de Facebook como profesional y los motivos para evitarlo.

La importancia de un perfil profesional en Facebook

Mesa de trabajo - shutterstock_286375151

Puede que tengas un negocio en tu barrio, quizás una panadería o una peluquería, y se te ocurra la idea de utilizar tu propio perfil personal como profesional, una opción de lo más equivocada si pretendes convertir la presencia digital de tu negocio en un éxito.

El primer motivo por el que no es buena idea hacer de tu perfil privado el mismo que el de empresa reside en el simple hecho de que Facebook prohíbe hacerlo, pudiendo sancionarte y cerrando ese perfil en el que acumulaste tantas publicaciones, etiquetas y fotografías memorables. Y es entonces cuando tú te preguntarás, ¿qué tiene de malo tener amigos en vez de seguidores y un perfil privado en vez de uno profesional? Muchos.

En primer lugar tenemos los anuncios, una de las herramientas más útiles que ofrece Facebook a las páginas profesionales, especialmente cuando se trata de empezar de 0 y atraer a seguidores. Los anuncios es una opción que solo puede realizarse con un perfil profesional, por lo que ya tienes un motivo (o dos, teniendo en cuenta las normas de Facebook).

El segundo motivo radica en la posibilidad de obtener datos analíticos no solo de los resultados de los mencionados anuncios, sino también de cada una de las publicaciones que realizas en función de la edad, zona geográfica o gustos de tus nuevos seguidores, lo cual te permite segmentar mejor tu público y saber cómo optimizar tu campaña de marketing.

Otro, quizás menos infravalorado pero no por ello menos importante reside en la posibilidad de añadir pestañas y modificarlas, jugar con los diseños de página en función de tu empresa (si eres un artista o tienes una tienda, por mencionar dos ejemplos) lo cual ayudará a darle a tu negocio  un aspecto más elegante, profesional y, ante todo, funcional.

Porque aunque ese de tener amigos en Facebook suene bien, tener seguidores es mucho mejor, más legal, práctico y prometedor a la hora de impulsar un negocio cuyos seguidores no tienen por qué saberlo todo acerca de tu vida privada, incluyendo esas fotos de barbacoa o fiestas entre amigos que deberían quedar en otro apartado.

¿Tienes un perfil profesional y otro personal en Facebook?

SUBIR